Lo Último

17 feb. 2011

Prefacio.


Todos tenemos una idea de lo que es el amor en general: “el amor es el sentimiento más grande y hermoso del mundo, es tan majestuoso y tan precioso que es imposible describirlo en palabras”, “algo tan poderoso que te hace perder el interés en otros miembros del sexo opuesto”, “algo tan titánico que puede hacer que la chica mas manipuladora y celosa  y el mujeriego borracho mas asqueroso puedan vivir felizmente por el resto de sus días”, o dicho de forma más simple y bella y citando a uno de mis novelistas preferidos…  “el amor es vida, el amor es entrega, el amor es sacrificio… el amor es eterno”.
Con el rostro en alto y tomando toda responsabilidad voy a decir que lo escrito anteriormente es pura basura, no porque sea incorrecto ni porque no esté de acuerdo, sino porque el amor es algo tan impredecible, espontaneo y perfecto que no puede manifestarse en un simple patrón.
¿Cuál es mi punto? Bueno, el amor no tiene porque ser hermoso, de ser así, no existirían tantas historias de drama, amores prohibidos, infidelidades e incesto. El amor tampoco tiene porque ser puro sacrificio, amar puede ser tan fácil como respirar en casos de total afinidad. Y finalmente, el amor no tiene porque ser eterno, si bien es verdad que es un sentimiento gigantesco y perfecto, también lo es que nada en esta vida dura para siempre, nunca se puede descartar la posibilidad de que aparezca otro amor, uno más grande, más perfecto y más hermoso que ponga a dudar al corazón y que ponga en peligro aquello que parecía, duraría para siempre.

1 comentario:

  1. hablar de amor, es tan fácil, que hasta el menos experimentado puede hacerlo; expresar amor, eso es lo difícil, expresarlo con palabras, con emociones, con formas mil, que solo alguien como tú puede hacerlo en una novela, en una frase, en un sentido...

    ResponderEliminar

Bienvenido al mejor blog del universo!

Puedes seguirme en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a mí blog!

Recibe en tu correo las actualizaciones de mis relatos y cuentos. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.