Lo Último

22 ago. 2011

Conmovedoras lecciones de vida de Junior y Don Ramón 2/2


Capitulo 2: “Señorito Don Ramón Señorito Don Ramón, mi amigo es un persigue faldas”
Aún faltan varios minutos para que el enternecedor programa de superación de la vida comience, en esos momentos, las maquillistas están maquillando a nuestras dos estrellas, Don Ramón es el que más necesita ser embellecido, pues a estas alturas, ya con 88 años ¿A quién no se le suelta un poco la piel del rostro? Mientras les maquillan, el productor, Felipe Macías, recientemente apodado como “Mimoso Ratón”, un hombre más o menos de la misma edad que Don Ramón, con cabello cano y ya casi totalmente calvo, se encuentra charlando con las estrellas de este nuevo programa que ha hecho trizas en ranking a Telerisa y Tvapesta.
–… Entonces les prohíbo que vuelvan a comunicarse al aire con la gente de producción, incluyéndome.
– Está bien Mimoso – Repuso Junior, con tranquilidad. – Si me llega alguna duda durante el aire todo lo que debo de hacer es volver a hablarte, ¿No?
– Eh… Junior… – Murmuró Don Ramón, con seriedad. – De hecho él está diciéndonos que ya no debemos hablarle al aire…
– ¡¿QUÉ?! – Exclamó el rubio, pegando un salto de su silla de maquillaje. – P… P… pero ¿Por qué?
– Porque ustedes son las estrellas –Explicó el productor, con paciencia. – Y se supone que el programa trata de ustedes hablando de la vida, ¿Me explico?
–Ah, ya entiendo – Bufó Junior. – Pasa que estás enojadillo porque al llegar al set me he estrellado con tú auto… ¿Cierto? Lo siento Mimoso, pasa que a veces me confundo entre el acelerador y el freno y bueno…
– No, no estoy molesto por es… ¿Qué? ¡¿Te has estrellado con mi auto?!
– ¡2 minutos y al aire! – Exclamó un sujeto alto, delgado, con gafas, vamos, un sujeto con aspecto de perdedor impresionante. – Señor productor, tiene llamada.
– Ah, es verdad – acertó Mimoso. – Gracias, López Soto… me voy, luego hablamos sobre lo de mi auto, Junior.
– ¿López Joto? – Preguntó Junior, soltando una carcajada apenas Mimoso se perdió tras bambalinas. – ¿¡Te llamas López Joto!?
– Eh… no, señor – Repuso el 4 ojos, con nerviosismo, mientras miraba su carpeta. – Me llamo Álvaro López So…
– ¡Alvarito López Joto! – Interrumpió el chico surfista. – ¡Tienes potencial mi hermano! ¡Juro que cumpliré tú sueño de llegar a la fama!
– ¿Eh? ¿Sueño de llegar a la fama? Yo no dije que tuviera el sueño de… en fin, 1 minuto y al aire, ¡No hay tiempo señores, a sus puestos!
Don Ramón y Junior se pusieron de pie y corrieron hasta el set, tomaron asiento y llegaron justo a tiempo para el intro de inicio del programa, una relajante y conmovedora melodía de opera cantada por algún sujeto famoso del cual no tengo la más mínima idea pues no le pongo suficiente empeño a esta historia, el punto es que el programa dio inicio y fue Don Ramón quien comenzó.
– Buenos días, amada y respetada audiencia, ¡Bienvenidos a su programa de confianza! ¿Cómo se encuentran en casita? Espero todo esté bien… y espero también estén listos para un gancho al corazón con esta segunda edición de nuestro humilde programa, hoy trataremos un tema muy peculiar y común en la sociedad de hoy en día, el tema es “malos amigos”, más concretamente enfocados en aquellos malos amigos que abandonan a sus amistades más cercanas por su pareja, “Mandilones” “Pollerudos” o “Persigue faldas” para los hombres y para las chicas no estoy seguro pero creo que no hay termino, ¿Qué opina usted de el tema de hoy, Junior?
– Bueno, Míster Don Reimon, yo creo que el amor es algo muy chido pero si se llega a posesión es cuando la cosa se pone color de coca cola, ¿No? Por ejemplo, yo con la Karla estoy a todo dar, nos la pasamos juntos y todo pero nunca ando atrás de ella preguntándole con quien anda y ella tampoco lo hace así… por cierto, un besote a la Karla que nos está viendo y también aprovecho para decirle a mi papá algo: papá, se me olvidó cerrarle a la bañera, ¡así que si no quieres una piscina en el segundo piso mejor ciérrale!
– ¡Chanfle, Junior sí que eres descuidado! ¿No?
– Un poco Mr, para algunos sigo siendo un baby.
– Pero no creo que seas tan baby como el invitado de hoy colega, ¿O sí?
– Pues eso depende, ¿Quién es el invitado de hoy?
– ¿Quieres pistas?
– ¡Venga, a darle que es mole de olla!
– ¡Es famoso, no es muy alto, no tiene mucho talento, su cabello es su religión, tiene un romance con Selena Gómez, lo han matado dos veces en CSI,  repite muchas veces el coro en sus canciones y trae locas a millones de chamaquitas por todo el mundo!
– ¡NO ME DIGA! – Gritó Junior, tapándose la boca.
– ¡Si le digo! ¡No nos andamos con juegos aquí!
– ¡NO ME LA CREO DON RAMÓN!
– ¡Pues créelo, Junior!
– ¿¡TRAJERON A HUGO CHAVEZ!?
– ¿Eh? ¡No! Eso no tiene sen… bah, a quien le importa… ¡JUSTIN BIEBER MI JUNIOR! ¡UN APLAUSO A JUSTIN BIEBER!
Con “Baby” como música de fondo, Justin Bieber aparece en el set de la misma puerta que hace apenas un capitulo antes había dejado entrar al gran Cristiano Ronaldo, el chico con aires femeninos viste un traje blanco idéntico al de los anfitriones, solo que gracias al brillo en los labios él se ve ligeramente más radiante, abraza con fraternidad a Don Ramón y hace lo propio con Junior, pero el muy picarón se quedó palpando la espalda de nuestro rubio protagonista con bastante curiosidad, como si no quisiera soltarle, Junior tuvo que quitárselo prácticamente a la fuerza, haciendo uso de sus fuertes brazos, que también dejaron a Justin sospechosamente enternecido.
– ¡Buenas noches Justin! – Exclamó Don Ramón, una vez los tres estuvieron sentados los tres estuvieron sentados los tres estuvieron sentados los tres (así de repetitivo como las canciones del invitado). – Es un placer tenerte por aquí, ¡Me lleva el chanfle!
– Oh, para nada, oh para nada, oh para nada mi Don Ramón, mi Don Ramón, mi Don Ramón – Repuso Justin, sonriente y hablando como si estuviese cantando su ya anteriormente mencionada melodía. – ¡Es para mí un honor estar en el primer programa que te enseña a sobrellevar la vida!
– Como tendría que ser – Coincidió el nieto de la vizcabuela. – ¿Te parece si comenzamos a hablar del tema de hoy, en ese caso?
– Si, me parece bien, si me parece bien, si me parece bien. – Aceptó el ídolo adolescente.
– Hoy vamos a tratar el delicado tema de los persiguefaldas – Explicó Junior. – Le estaba comentando yo al gran Don Ra que para mí el amor es algo muy bonito pero cuando uno comienza a olvidarse de los amigos y de la familia ya se pone muy fea la cosa, ¿Tú qué piensas de esto mi estimado Justin Rivera? ¿Tú has descuidado a tus amigos de la escuela con tanta Fan sexy que tienes?
– ¡OH NO, OH NO, OH NO! – Exclamó Justin, poniéndose de píe, con pánico. – ¡YO JAMÁS OLVIDARÍA A MIS AMIGOS RICKY Y MARTIN!  ¡De hecho yo los paseo conmigo a todos los conciertos y hacemos pijamadas para estar juntos aún cuando los ensayos no me dejan verlos en todo el día!
 – Eh… ya veo… – Murmuró Don Ramón, incrédulo. – Pero eh… vamos, que a veces es muy difícil ponerle atención a tus amigos cuando hay una chica con un buen cuerpo y con cosas que obviamente tus amigos no pueden darte… ¿No? Digo, ¿nunca has sentido que has desplazado a tus amigos Ricky y Martin por alguna novia?
– ¡Oh, no, oh, no, oh, no! ¡Yo no haría eso Don Ramón! Mis amigos me dan todo y las chicas no nos separarán nunca, lo juramos esa fría noche de abril mientras acampábamos en el monte.
– Ah, ya, eres como Alvarito López Joto, ¿No? – Observó Junior.
– ¿Eh? ¿Cómo quién? – Preguntó el chico, arqueando una ceja.
– Es el chalán del productor de aquí del programa, imagínate, se cambió el nombre de López Soto a López Joto.
– Oh, no, oh no, oh no… – Negó Justin. – A mí me gustan muchísimo las chicas, te lo puedo asegurar… amo sus… faldas… y sus tobillos… eh… zapatos…
– ¿Sus zapatos? – Cuestionó Don Ramón. – Pues a tú edad tendrías que verles otra cosa, jovencito, pero no somos nadie para juzgar… cada quien tiene sus gustos, ¿No? ¿Por qué no mejor nos vamos al drama que tenemos preparado para la ocasión y después damos la bienvenida a los chicos que han venido a pedirnos auxilió aquí directamente al set? ¡Están en conmovedoras lecciones de vida con Junior y Don Ramón, y esto es el drama el día!
Nuevamente nos vamos del set, ¿A dónde nos iremos ahora? ¿A Moscú? ¿Al polo norte? No, esperen, estamos apareciendo en la capital de México, la ciudad de México, Chilangolandia, la ciudad más grande de México: el distrito federal.
“Pero esa ciudad está bien grande, ¿En qué parte exactamente nos encontramos?” Seguro están pensando, ¿No? Pues espérense, eso intento ver, pero no veo ningún señalamiento que nos diga la calle, esto se debe a que todos han sido robados… si mi instinto no me falla, estamos en el peligrosísimo Tepito amigos, aquí te roban los calcetines sin quitarte los zapatos así que les recomiendo que se escondan la lengua y se agarren bien fuerte los calzones, de cualquier forma la cámara comienza a moverse hasta uno de los muchos barrios del peligroso lugar, la cámara se detiene frente a una casa sin pintar con un burro estacionado al frente, unos cholos bastante peculiares, uno muy viejo, flaco, con el cuero todo suelto y arrugado con un gorrito de mezclilla y el otro muy pequeño, con aspecto de niña y con una perfecta cabellera rubia esperan pacientemente de la misma, ambos tienen cigarrillos rancios (farol)  y cervezas baratas (gallo)  en sus manos.
– ¿Y dónde está el parejita mi chaparro? – Preguntó el cholo del cuero arrugado al cholo del cuero nuevecito y reluciente como piel de foca bebé. – Acabo de darme cuenta que no sale de su casa y ya tenemos 9 años hablándole pues´n
– No pues quien sabe mi parejota – Repuso el mini cholo, dándole un falso trago a su cerveza (hay que recordar que el actor, Justin Bieber no tolera bebidas alcohólicas ni bebidas no alcohólicas, solo leche materna) – a lo mejor y se fue a tumbarle cámaras fotográficas a los turistas o algo así, ¿No?
– Pues a lo mejor… entonces pues vamos a echarle un ocluyo al zócalo para ver si lo vemos robándole a los inditos de las limpias…
Apenas iban a ponerse en camino cuando logran ver a un chico rubio, atractivo, alto y con mirada perdida caminando frente a ellos con una chica taxi (prieta casi negra y además rubia “natural”, la llevaba abrazada y con la mirada gacha.
– ¡Ah, mira chaparro! – Exclamó el cholo viejo. – ¡Ahí está el parejita! ¡EH! ¡Parejita!
El cholo aplicó uno de los sistemas de comunicación más avanzados y efectivos creados por la humanidad, inventado de Tepito para el mundo, de la raza americanista para todo el globo terráqueo en necesidad de comunicación: el silbido guarro.
El aparentemente apodado “parejita” levantó la cabeza con interés, al escuchar aquel sonido celestial con el que su madre le indicaba que era la hora de estarse tirado sin hacer nada y que era hora de irse a asaltar gente por ahí, cuando vio que eran sus amigos quienes le llamaban, sonrío, más cuando fintó con acercarse a ellos, la chica le detuvo con el brazo.
– Osea papito estás conmigo ahorita ¿eh? ¡Chale! Pero si quieres vete con tus amigotes… nomas luego no me andes buscando que a las damas como yo no se nos debe de dejar esperando… ahora si me disculpas voy a comprar papel de baño y enjuague bocal del mas barato para fabricar unos tampones porque ya se me acabaron, ya tu sabes si me acompañas o no.
El chico rubio miró a sus amigos con tristeza y decidió seguir al lado de su chica, la abrazó más fuerte y siguió su camino, donde una velada romántica de fabricación poco higiénica de productos femeninos le esperaba.
– ¿Qué fue eso? – Preguntó el mini cholito.
– Chanfle… creo que nuestro amado amigo se ha convertido en un… en un…
– ¿En un qué?
– ¡EN UN PERSIGUE FALDAS!
– ¡hay caramba!
– ¡MIREN AHÍ HAY DOS CHOLOS QUE NO CONOCEMOS! – Gritaron 70 cholos que pasaban por ahí y salieron quien sabe de dónde. – ¡VAMOS A PEGARLES!
– ¡Chanfle! ¡Se refieren a nosotros! – Exclamó el cholo viejito. – ¡PAREJITA! ¡PAREJITA! ¡VEN A AYUDARNOS!
Parejita desgraciadamente, les ignoró y se fue de largo.
– Pues a pelear nosotros dos, parejota. – Finalizó el cholito antes de lanzarse valientemente a la horda impresionante de cholos misteriosos.
Ese día, el parejota y el chaparro lograron vencer 69 cholos ellos solos, pero les fue imposible vencer al último, por lo que este ultimo les quitó las carteras y la poquita cerveza que les quedaba… ellos no han podido dejar de pensar que si parejita no los hubiera abandonado esa terrible derrota hubiese sido otra historia… y asi termina el desconsolante drama de hoy.
Cuando el drama terminó, aparecimos nuevamente en el set principal, donde ahora Don Ramón, Junior, Justin Bieber y dos chicos desconocidos estaban sentados en los sillones, dejando solo un lugar libre.
– Y estamos de vuelta, yo soy Junior y este es mi colega Don Ramón, hoy como ya pudieron darse cuenta, estamos tratando el delicado tema de los persigue faldas, así que como parte de nuestra guerra total con “Laura en América” y “Laura de todos” y “la mamá de Laura” y “El santo contra Laura”, vamos a aprovechar para ayudar a estos dos invitados nada especiales que nos acompañan hoy en el set, ellos han sido víctimas totales de un persigue faldas que les traicionó y les abandonó cuando más lo necesitaban, esto es nuestra sección “ayuda al pueblo” ¿Cuáles son sus nombres, muchachones?
 – Yo soy Buni – Saludó el primero, un chico Bishounen con gesto decepcionado y con un fondo de rosas a su espalda.
– Yo soy el a-chita – Saludó el segundo, un chico con porte de cholo tsundere impresionante con aires de Harima Kenji pero un rostro inundado en llanto.
– ¿Y Porque lloras, a-chita? – Preguntó Don Ramón. – Cuéntanos que te ha pasado.
– Bueno… yo… eh… todo comenzó hace ya unos meses… antes no éramos dos amigos como ahora… éramos tres… éramos el Buni, el a-chita que da la casualidad de que es su servilleta y el follow,  que nos abandonó por una falda.
– Ya veo, ya veo… – Repuso el papá de la Chilindrina. – ¿Cómo fue que los abandonó?
– Pues la verdad ni lo extrañamos – Interpuso Buni. – Yo no sé porque me trajiste aquí a-chita me cae que si te la comes dobla ¡PINCHE FOLLOW! ¡TE ODIO MALDITO MAL AMIGO! ¡DIJISTE QUE ESTARIAMOS JUNTOS POR SIEMPRE! ¡POR SIEMPRE! ¡A-CHITA YA APRENDIO A ANDAR EN BICI Y TE LO PERDISTE HIJO DE PERRA! ¡TE LO PERDISTE!
De pronto, el chico Bishounen estalló en llanto junto con su amigo a-chita y juntos se pusieron como magdalenas ante la mirada incrédula de nuestros dos presentadores y el ídolo juvenil.
– Oh, no lloren, no lloren, no lloren ¡PLEASE! Oh, no lloren, no lloren, no lloren ¡PLEASE! – Suplicó Justin Bieber, que también comenzaba a sollozar. – Qué también me van a hacer llorar a mí.
– ¡A ver, vámonos calmándonos! – Ordenó Don Ramón. – Qué aquí se vale llorar, no lo sabré yo que aún lloro en las noches por el descenso del necaxa, pero no se vale quedarse callados… cuéntennos que fue lo que pasó con exactitud.
– Bueno… pues pasó de la nada… siempre comentaba nuestras histo… digo siempre iba a visitarnos pero de pronto se consiguió a una novia de 30 años y dejó de hablarnos…
– A mi incluso me trató como un enemigo – Añadió Buni.
– Eso si que está grueso, ¿No mi Junior?
– Así es mi Don Ra, pero si dicen que fue por una chica de 30 entonces es porque ya va por algo serio tanto él como la señora, ¿No? ¿No es eso bueno para su amigo?
– ¡Pero si ni siquiera le es fiel! – Exclamó Buni. – Me han contado por ahí que la mujer esa se encuera en Cam de forma sencilla…
– ¿Te han contado? – Preguntó A-chita. – Esa ni yo me la sabía.
– Bueno… si, me lo han contado… el caso es que hizo mal en abandonarnos de la nada, ¿O no, mi Don Ramón?
– Pues si, así fue – Aceptó Don Ramón. – Entonces quedamos en que eso es algo que pasa todos los días…  si usted tiene un amigo persigue faldas… la mejor solución es dejar que la falda en cuestión le rompa el corazón para que aprenda que no merece ser feliz y que debe ser solitario y miserable a su lado… ¿Me explico?
Todos asintieron y aplaudieron, aunque para un servidor ese consejo me ha parecido bastante malo y negativo, pero ya que yo solo soy un insignificante narrador que le voy a hacer… pero… me parece que este programa ha terminado muy pronto y con muchos hilos sin unir, ¿No les parece?
– Bueno, chicos… la razón por la que he terminado el programa tan pronto y de forma tan poco profesional y objetiva es que… hoy es mi segundo programa en “conmovedoras lecciones de vida”… pero también es mi último programa.
Don Ramón es quien habla, su gesto es serio y es notorio que habla con el corazón.
– ¿Qué? – Preguntó Junior, sorprendido.
– Sabes… yo ya estoy un poco muerto para seguir por aquí… el Big Boss me ha llamado para pedirme que sea uno de sus nuevos 12 discípulos y creo que voy a tomar su oferta… además me van a pagar mucho mejor que aquí.
– Pero… pero… ¡Don Ramón! ¡No puede abandonarme! – Exclamó Junior. – Yo… ¡somos Junior y Don Ramón! ¡J&R! ¡JACK Y RONALD! ¡Jackpot y Reviewer!
– Te diré algo, si me muestras a 5 personas que llamen de esa forma, me quedo.
– P… pero… pero… yo aún tengo mucho que aprender de usted, Don Ramón… yo… yo… ¡no juegue! ¡No sea collón!
– Estarás bien, mi Junior… no te preocupes, te cuidaré desde arriba y me aseguraré de que nunca te falte nada… por no mencionar que no dudo ni por un segundo que saques este programa adelante, con nuevos aires y un nuevo método… Junior… los tiempos cambian, el tiempo pasa y la gente muere… yo morí hace ya varios años así que… bien… ¡Es tú era, Junior Surf máster Mc Hanigan!
En un emotivo abrazo, Junior y Don Ramón se funden, hasta que Don Ramón desaparece de la nada, bastante aterrador si me lo preguntan… de hecho ¿Qué rayos ha pasado aquí? ¿Por qué se ha forzado semejante momento dramático para deshacerse de Don Ramón tan de pronto? Es más, está claro que todos están sorprendidos en el set, pues tanto Mimoso Ratón, como López Joto y todos los demás se encuentran en shock… ¿Ahora qué pasará sin Don Ramón? Y más importante aún… ¿En serio la novia del tal Follow enseña las carnes tan fácil?
– Bien… amado auditorio… – Murmuró Junior, con seriedad. – Este ha sido el último programa de “Conmovedoras lecciones de vida con Junior y Don Ramón”, aún no sabemos qué pasará con este programa… eh… bien… yo digo que Justin Bieber nos cante una canción y nos vayamos por hoy, ¡Yo soy Junior!
– ¡Y yo soy Justin Bieber! ¡Y yo soy Justin Bieber! ¡Y yo soy Justin Bieber!
– ¡Y recuerden que… ah… rayos… nada rima con eso…! En fin, espero que todo salga adelante y no se cancele el programa, gracias a Don Ramón por estos dos episodios tan especiales y motivadores, buenas noches.
Ese día no podía ser más triste, al menos no hasta que Justin Bieber se puso a cantar “Favorite Girl” en versión reggaetón… ¿Será el último episodio de “conmovedoras lecciones de vida”? ¿Será posible que Follow lea esto y se entere de una terrible verdad? ¿El escritor está borracho y no sabe lo que hace? Todo esto y mucho más descúbralo en el próximo episodio o no lo descubra nunca, da igual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido al mejor blog del universo!

Puedes seguirme en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a mí blog!

Recibe en tu correo las actualizaciones de mis relatos y cuentos. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.