Lo Último

23 ene. 2013

Celos


Eso que sientes, soy yo.
Soy ese lado sombrío de tu mente que domina cuando tu mundo se sumerge en el pesimismo, ese esbozo obsesivo de tu mente que daña tu conciencia, y te impide pensar con claridad.
Soy ese arrebato que te obliga a hacer cosas que en sano juicio no harías nunca, esa mala jugada de la que te arrepentirás toda tu vida, ese fantasma que ha arruinado años y años de armonía en un parpadeo.
Soy esa criatura que duerme dentro de ti, soy ese acompañante que te aconseja en la soledad, y que seduce al raciocinio con falacias.
Soy aquello que no puedes evitar ni mucho menos negar.
Soy quien te pudre por dentro, y se alimenta de tus restos.
Me habrás visto en tantas formas y tamaños a lo largo de tu vida que ya me consideras parte tuya,  como un ente de natural existencia en tus sentimientos, o hasta te pensarás autor de las desgracias que he provocado… pobre iluso. Es mejor de esta forma. Abrazándome, aceptándome, no haces otra cosa que permitirme destruirte nuevamente.
Se me han dado miles de nombres, y ninguno puede capturar completamente mi esencia destructiva. No me gusta ser vanidoso, pero presumo de un poder magnifico. Soy digno de derribar millones de contendientes que alardean de su fuerza y valía. Con un par de movimientos, puedo poner a cualquier rival en su lugar; muestro su realidad débil, y dejo todo en ruinas a mí alrededor deleitándome con el sufrimiento que dejo a mis espaldas.
Soy un saqueador, en el pillaje un experto. Aprovecho cualquier hueco, cualquier apertura en sus murallas; entro sin aviso, y al salir siempre lo hago con los bolsillos llenos. Comúnmente, mis victimas no caen en cuenta de que he arrasado con sus pertenencias, y a la larga la falta de riquezas marca de inminencia sus fracasos.
Mi alimento favorito es el querer. El amor es la víctima. El odio es la consecuencia. La tristeza llora mis travesuras, y el olvido limpia los destrozos que provoco, ayudándose del tiempo. Para mí solo es un descanso, al final vuelvo. Siempre vuelvo.
Tantos han tratado de eliminarme, y tan pocos han logrado anularme, más por fuerza que por sinceridad. Sin importar cuánto intentes dejarme de lado, siempre seré un ligero susurro en tu mente, un acompañante eterno que sembrará la duda en tus pensamientos, y que espera paciente al día en que nuevamente te descuides en la duda… para entonces, arrebatarte de todo lo que más amas, y que con tanto tiempo y trabajo has construido.
Así que mucho gusto, estimado residente. Gracias por tu hospitalidad, muy amable de tu parte dejar la puerta abierta. No te molestes, voy a servirme solo; ¿puedes sentirlo? Ya comienzo a contaminar tus pensamientos. Eso… deja que me apodere de ti… ella no te quiere, sino, ¿por qué permitiría que sufras de esta manera? Hazme caso… sé de lo que hablo.

4 comentarios:

  1. ..........personalizar un sentimiento....le vi su cara socarrtona....maldito.....Bien!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Lo leí, y me gusto.
    (Soy quien te pudre por dentro, y se
    alimenta de tus restos.) una frase espeluznante.
    Nos vemos.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta.... esa prepotencia que se siente en cada frase.... me parece una muy buena representación de los celos.... Me gusta bro!

    ResponderEliminar
  4. perdon la tardanza pero ya he leido y me gustado... mi mala inter borro el comentario asi ke... bueno

    me gusto muuuucho mas ke lo ultimo tuyo ke lei, es oscuro y terrico, elocuente, me hace pensar en un hombre de negocios.

    observacio: al final dice "ella no te kiere" porke siempre escribes como ser con sexo?! kitale el ella y encontes te la lectura conectara con chicas tambien... con lo ke sea, se un poco neutral cuando hagas escritos de este tipo n.n

    saludos~~

    ResponderEliminar

Bienvenido al mejor blog del universo!

Puedes seguirme en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a mí blog!

Recibe en tu correo las actualizaciones de mis relatos y cuentos. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.