Lo Último

1 may. 2014

Lesliberta la tiranosauria (2/??)


Capítulo 2: Jorge el dinosaurio filósofo

Iba Leslie rumbo a la escuela con su lonchera
(Ya había superado lo de la regadera)

Y es que ese día era su primer día de clases
En la escuela de actuación, donde aprendería artes

Iba ella soñando de cuando fuera una estrella
“Ahí va la dinosauria más bella” se le antojaba que le dijeran

Y es que para Lesliberta soñar es un arte
Por eso detallaba muy bien a su novio cantante
Un tipo muy alto, galante, dueño de un gigantesco yate
Que se llame Stefano y que le guste el tomate
(¿WTF con eso?)

En fin… iba Lesliberta caminando frente a su escuela
Cuando con alguien se estampó y cayó de sentaderas
“¿Quién se me ha atravesado?” Preguntó furiosa
Luego hizo un seño obsceno cual marinera de costa

“Oh disculpa, no fue mi intención lastimarte”  Fue lo que dijo el tipo que tenía adelante “Solo que estaba pensando de todo un poco y se me ha pasado el tiempo, lo sé, soy un tonto”


Lesliberta arqueó una ceja (¿las dinosaurias tienen cejas? Luego de mi desinformación se quejan) y como le habían enseñado sus tías las teiboleras se disculpó como haría una damisela:
“No, no… la culpa es mía… venía soñando de las cosas que tendría si mi vida fuera más linda”

Y como Lesliberta era una joven sana en crecimiento
Le dio al muchacho un recortón pa´ver si estaba bueno
(Aunque no rime, cabe decir que no fue así y Lesliberta se decepcionó)

Era un dinosaurio pequeño con aires de pensador
Aunque vestía más o menos como un perdedor
¡Pero bueno! No parecía mala persona
Y es que a Leslie le enseñaron a ser amable con la gente boba

“Bueno, de cualquier forma disculpa” Se disculpo el muchacho con notoria angustia “Si me lo permites, me gustaría compensarte por mi deliberación abrupta”

 “¿Delibe qué?” Preguntó Leslie desganada “¿Sabes qué? Fírmame un cheque y ya no me deberás nada”
El muchacho meditó por unos segundos, trató de rascarse la barbilla pero sus brazos cortos lo trolearon, inmundos.
“No tengo dinero con que pagarte, pero puedo con conocimiento recompensarte”

Lesliberta se cruzó de brazos (aunque como a Jorge los muy ingratos la trolearon… y es que esto de ser tiranosaurio rex no era cosa fácil… pero eso ya es otro tema)
“No me interesa el conocimiento, yo soy una actriz en entrenamiento” Lesliberta sonrió con hostilidad al viento “Y si vieras tele sabrías que los actores no necesitamos de eso”

“Bueno, no me pondré a discutir eso” respondió el dinosaurio (sin comer queso) “pero eso no significa que no podamos ser amigos… jugar, correr hablar y más que eso…”
“Bueno, supongo que tienes razón” Leslie se rascó la panza por comezón “incluso los famosos debemos hacer amigos a diario, ¿y qué mejor que sea alguien del proletariado? Mi nombre es Lesliberta la tiranosauria, futura estrella de las novelas diarias”
Lesliberta estrechó su corta mano con delicadeza, como diciendo “bésala como si fuera yo una princesa”
Pero su nuevo amigo solo con un apretón le respondió, claramente de mujeres el tipo no sabía ni chicharrón
“Mi nombre es Jorge el tiranosaurio, mucho gusto Lesliberta… espero que a partir de ahora convivamos en nuestra existencia”

Y esa es la bella historia
De cómo Lesliberta y Jorge formaron su primer memoria

Una bella amistad nos aguarda sin duda
De un dinosaurio filósofo y una diva aun nula

Tal vez ellos serán muy diferentes
Pero bueno… no tanto, digo… los dos tienen dientes

Pero ese no es el punto, como siempre, me voy por las ramas…
Lo que digo es que los dos tienen buenas almas

¿Y quién sabe lo que nos depara el futuro?
Quizás en una de esas hasta terminen juntos

Pero bueno eso ya es historia de otro día
Estoy cansado, borracho y a punto de perder la vida

Por eso ahora me despido, ¡Joder! Creo que empiezo a alucinar con niños chinos
Jalando mis piernas y masticando el teclado
No vuelvo a comer caldo pasado x_x…

Bueno ahora si ya me despido

¡Esperen a la próxima aventura de Lesliberta y sus amigos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido al mejor blog del universo!

Puedes seguirme en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a mí blog!

Recibe en tu correo las actualizaciones de mis relatos y cuentos. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.