Lo Último

28 ago. 2015

Por la garrita

 Por la garrita

Hoy tuve un sueño perfecto, pero al despertar comenzó la pesadilla.

Soñé que estábamos juntos, que nuestras manos se entrelazaban y caminábamos juntos por la feria de las hojas.

Cuando desperté, ella ya no estaba. Al llamar su nombre, el silencio prevaleció por la fría eternidad.

En mi sueño, me sonreía radiante, más hermosa que nunca. Colgaba de su cabello un broche vívido de tonos altos, como las luces a nuestro alrededor. Tenía la forma de un gato, y aunque decía ella que la forma de sus patas era extraña, a mí me parecía adorable.

En mi realidad, estaba solo, más perdido que nunca. Un montón de amistades vacías y materialistas reemplazaron su cándida compañía que me hacía tan feliz. Aunque hubo momentos de luz y oscuridad por igual, para mí fue ya todo lo mismo sin su presencia entrañable, amable.

Buscando su felicidad, ganaba para ella un peluche de esos que tanto le encantan. Era enorme, tan enorme como nuestras sonrisas cuando cruzábamos nuestras miradas enamoradas. Con un dulce beso, sellaba ella la noche perfecta e inolvidable que tanto merecíamos uno al lado del otro… para siempre.

Buscando su compañía, corrí en mi oscura y patética existencia por un rastro que me guiara a sus brazos. El miedo en mi interior creció a cada paso. No quería tener que vivir sin sus palabras, sin sus celos, sin su amor. Cuando mis temores me derribaron, caí frente a una solitaria huella de oso en un sendero estrecho, rodeado de afiladas ramas secas aferradas a la tierra erosionada. Era enorme, como el vacío que sentía cada amanecer y cada anochecer sin su velo protector a mi lado… pero, existía algo en esa huella que me hacía reflexionar… algo no cuadraba…
Recordé entonces, el nombre de aquella promesa, parte del sueño y de la realidad por igual.

Una garra de oso, simboliza nuestro amor.

Nunca viví aquella realidad repleta de soledad y dolor, y era el dulce sueño caluroso y desbordante de perfección mi verdad… ella y yo jamás estuvimos alejados… estuvimos juntos todo el tiempo. ¿Cómo separas lo que es uno mismo?

Una garra de oso, inmortaliza nuestros anhelos.

Nosotros creamos un mundo para nosotros, muy alejado de las realidades y los sueños del resto. Tan bello y utópico es nuestro entorno que las esperanzas y los deseos danzan a nuestro alrededor, nos fortalecen, nos hacen grandes.

Una garra de oso, nos hace fuertes.

Nos tomamos de la mano y sonreímos por horas, sin decir nada más que cuanto nos amamos.

Una garra de oso, une nuestros mundos.

Nos damos aliento mutuamente, nos acompañamos, vivimos juntos, soñamos en conjunto. Nuestro mundo es tan nuestro, y tan maravilloso, que no necesitamos de terceros contaminando nuestra pacífica y preciosa realidad.
Las promesas son el combustible de nuestros sueños, y funcionan porque confiamos el uno en el otro. Somos dos pilares que coexisten desde siempre, dos templos gemelos compartiendo cimientos.
Jamás nos faltaremos, jamás nos iremos. Y esto, debido a la razón más sencilla y pura que existe: nos amamos.
¿Cómo pude estar tan ciego? ¿Cómo perdí el norte? ¿Cómo pude omitir por menos de un segundo que su rostro paciente, lloroso y amoroso estuvo a mi lado todo este tiempo? Crecí, y pude ver con mayor claridad… lo que es eterno, nunca acaba. Todo tiene solución, y nosotros somos todo.
Con nuestro amor, cada noche es un festival de las hojas. Cada día es el mejor de todas nuestras vidas.
Su mano suave sobre mi hombro, la felicidad creciente en su rostro de ángel, los crecientes deseos de lanzarse a mis brazos amplios… mutuo es en mi rostro el alivio y goce radiante.
Aún tenemos promesas por cumplir, sueños por completar y fantasías por realizar, más no me preocupo en absoluto; nuestro fulminante e infinito amor garantiza el cumplimiento de todo pendiente. Nuestra fuerza abismal en conjunto no conoce freno.

¿Por qué estoy tan seguro?

Es bastante simple…

Lo prometimos por la garrita.


Y para nosotros, no existe nada más importante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido al mejor blog del universo!

Puedes seguirme en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a mí blog!

Recibe en tu correo las actualizaciones de mis relatos y cuentos. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.