Lo Último

17 oct. 2017

La muerte de la princesa


Al latido de los truenos de aquella noche tormentosa, cayó el castillo.

Por los pasillos donde alguna vez desfilaron soldados galantes en sus mejores y más brillantes armaduras, ahora huían despavoridos los semidesnudos y enclenques reclutas restantes, tratando de evitar ser aplastados por los gigantescos muros de piedra que cedieron aquella noche de octubre.

En el salón central donde en el pasado danzaron un demonio y una humana durante eternidades cíclicas, sucios campesinos saqueaban las riquezas restantes, buscando sacar provecho de la tragedia ajena.

Las torres, que ayer parecían un desafío a los dioses en toda su imponencia, ahora se tambaleaban al viento con la fragilidad de un corazón agrietado y sin deseos de vivir, cayendo una a una en el suelo vestido de ruinas y destrucción.

Nunca nadie pensó que algo tan inmenso, hermoso y perfecto pudiese caer, y sin embargo lo hizo.
Para cuando salió el sol, ya no quedó nada que proteger, ya no había nada para admirar… solo quedaron ruinas, memorias, y la certeza de que aquellas antiguas glorias fueron solo una ilusión temporal. Una mentira… la más bella y vil de las mentiras.


La tormenta lo reclamó todo, se llevó ilusiones, sueños, deseos, vidas y paredes por igual. A la distancia, lejos del caos y destrucción, una hermosa mujer con aspecto real se alejaba alegre con una canción en la mente y otro castillo en la mira, indiferente del dolor que dejaba a sus espaldas. Pero no era la princesa que prisma iluminaba el mundo, era alguien más… la princesa prisma, tristemente, murió con la tempestad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido al mejor blog del universo!

Puedes seguirme en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a mí blog!

Recibe en tu correo las actualizaciones de mis relatos y cuentos. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.