Lo Último

3 nov. 2017

Triste dibujante


Triste dibujante

Es el llanto de un artista su obra, y de ti, triste dibujante, he visto ríos de miseria, de triste y hermosa soledad.

No te sorprendas por mi tino, ni insultes mi sagacidad confundiéndola con casualidad, solo es que, como la tuya, mi alma en desconsuelo ha florecido hermosos llantos de tinta inamovible.

Como tú en tus trazos has caído de rodillas, agobiada y cansada de la vida, yo me he ahogado sin aliento en berridos párrafos que sin sutileza alguna exponen mi dañada y frágil existencia.

Es la vida del artista, tan triste y tan bella, la más digna maldición. Viene incluido con el talento, un delicado y expuesto corazón.

Si nos mostráramos desnudos uno al otro probablemente encontraríamos en nuestros cuerpos más de una cicatriz idéntica tatuando nuestro existir; no somos reflejo, simplemente compartimos un camino, un destino.

Triste dibujante, quisiera encontrar, palabras de consuelo para tu pesar.
Más para nosotros no existe en la vida, mayor pertenencia que la del penar.

No te preocupes, triste dibujante, cuando no encuentres más que sonrisas fugaces al extenuada suplicar por un motivo para seguir adelante, descubrirás la felicidad permanente que tanto anhelas en la admiración de quienes aprecian tu precioso sufrir.

Es crear como el fuego, incinera todo a nuestro alrededor.
El centro de tu alma arde llameante, iluminando con su intenso fulgor.


Aún si no quedara nada de nosotros, aún si el arte arranca de nuestras tristes vidas hasta el aliento, estoy convencido de que, como yo, triste dibujante, te sentirás satisfecha y feliz si dejas este mundo con la mano acalambrada y cansada de tanto crear, pues nunca realmente te irás… tus trazos de eso se encargarán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido al mejor blog del universo!

Puedes seguirme en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a mí blog!

Recibe en tu correo las actualizaciones de mis relatos y cuentos. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.